¿Construyendo o destruyendo valor?

#valoracionesfinancieras #gerenciadelvalor


Las políticas empresariales emprendidas y las estrategias seguidas por el gobierno corporativo pueden por ignorancia dar al traste con el crecimiento, la creación de valor y el empuje. Lo peor es que generan en consecuencia la necesidad de realizar un esfuerzo titánico posterior para restaurar las condiciones a la situación inicial, al punto de partida.


La tasa de crecimiento de las ventas, el margen de utilidad operativa, el incremento en la inversión en capital de trabajo y en capital fijo, la tasa de impuestos y el costo de financiamiento, variables que impulsan o destruyen el valor corporativo, deben estar bajo constante supervisión, independientemente del tamaño de una empresa.



La tasa de crecimiento de las ventas, el margen de utilidad operativa, el incremento en la inversión en capital de trabajo y en capital fijo, la tasa de impuestos y el costo de financiamiento, variables que impulsan o destruyen el valor corporativo, deben estar bajo constante supervisión, independientemente del tamaño de una empresa.


Por otra parte, la falta de planificación, de análisis de los escenarios y los riesgos asociados a los resultados alternativos, o el accionar testarudo o torpe en el manejo de los recursos, unido a la inexistencia de indicadores confiables de desempeño para identificar los problemas y controlarlos, conduce inexorablemente al fracaso.


La información es fundamental para la toma de decisiones. La información cualitativa y anecdótica de la industria, el mercado y la empresa debe ser considerada conjuntamente con datos cuantitativos confiables.


El análisis cualitativo permite compilar una lista de las fuentes de riesgo y las características del mismo para cada nivel o calificación, obteniéndose así una cantidad de información relevante. Los métodos cualitativos más utilizados son las listas para el chequeo, las tormentas de ideas y las entrevistas.

En cuanto al análisis cuantitativo, algunas de sus herramientas se basan en el análisis tradicional de inversiones, tales como el valor presente neto, el tiempo de recuperación de la inversión y la tasa interna de retorno. Con frecuencia, otros métodos cuantitativos usados son los arboles de decisiones, los estimados puntuales y el análisis de sensibilidad, que es preparado considerando escenarios alternativos, típicamente un escenario base, uno pesimista y otro optimista.


El mundo real está lleno de probabilidades y rangos de posibles resultados, no de simples números que han sido designados y permanecen inmutables en el tiempo y el espacio hasta convertirse en realidad.



La herramienta más compleja y menos utilizada son los métodos Monte Carlo y la simulación. Esta herramienta es utilizada por las corporaciones más sensibles al riesgo, en particular por empresas petroleras o mineras. El análisis estocástico de riesgo hace uso de los métodos Monte Carlo y la simulación. Cuando este análisis es realizado se obtienen distribuciones de los posibles resultados y sus probabilidades de ocurrencia. Estos resultados no sólo indican que sucederá en una situación dada, sino cuan probable es que ella suceda.


El mundo real está lleno de probabilidades y rangos de posibles resultados, no de simples números que han sido designados y permanecen inmutables en el tiempo y el espacio hasta convertirse en realidad. En realidad lo único cierto en este mundo es que estamos rodeados permanentemente de incertidumbre y por ello lo que tenemos que aplicar es una técnica analítica que nos permita hacer frente a esa incertidumbre.


José Luis Lairet

CFO Valuenet Servicios

11 vistas